¡¡ATENCIÓN!!:  Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Loading color scheme

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

Estamos fuera de nuestro horario laboral. ¡Te llamaremos en cuanto volvamos!

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

¡Muchas Gracias!

¿Son seguros los tratamientos contra la obesidad?

Publicado por EndObesidad
en Recientes

La seguridad de los tratamientos para la obesidad, a veces en entredicho por la rumorología popular, es casi completa en manos especializadas, pero deben implantarse por especialistas en endoscopias o cirujanos expertos, y en un centro con todos los medios de seguridad necesarios y bajo sedación supervisada por un anestesista.

Todos los métodos endoscópicos en manos de personal experimentado apenas tienen riesgo de complicaciones, generalmente si existen, estos riesgos vienen asociados con molestias o posible rotura en caso del balón. Casos excepcionales que debido al constante seguimiento del paciente durante meses, se solucionan sin mayor problema debido a la anticipación que permite al equipo médico la estricta vigilancia que se sigue.

El el caso de la cirugía bariátrica, cuando se habla de riesgos, estos se dividen en dos categorías. Por un lado están los riesgos propios de una intervención quirúrgica realizada bajo anestesia general, que se basan fundamentalmente en la tipología de la persona a operar: un paciente obeso y enfermo. Éste paciente es considerado de riesgo en cualquier procedimiento quirúrgico si no se toman las precauciones necesarias. Sin embargo, al tratarse la cirugía Bariátrica de un procedimiento programado, el paciente llega al quirófano muy preparado, supervisado y con un tratamiento previo que minimiza los riegos.

Hay una segunda categoría de riesgos, que tienen que ver con este tipo de cirugía en si. Los riegos posibles se asocian a la filtración, a la pérdida de material de líquido intestinal o gástrico por la línea de sutura, el sangrado, u otras complicaciones que se presentan en menor frecuencia.

También es importante destacar que si uno compara los riegos de complicaciones graves o incluso de mortalidad por la cirugía frente a los mismos riesgos por la prevalencia de la obesidad, según estudios poblacionales rigurosos, el índice de mortalidad a causa de la obesidad y las enfermedades asociadas es muchísimo mayor que por la cirugía.

Sin duda la tasa de complicaciones de la cirugía bariátrica es a día de hoy muy baja debido al progreso de nuevas técnicas menos invasivas, incisiones pequeñas, menos infecciones en heridas, menos hernias, tiempos de cirugía cortos, con movilización precoz. La técnica laparoscópica requiere de 4 o 5 incisiones de no más de un centímetro.

Pero a pesar de estos riesgos que en realidad podemos decir excepcionales, teniendo en cuenta que la cirugía reduce no sólo el sobrepeso sino también la incidencia de enfermedades asociadas a la obesidad, su aplicación es totalmente beneficiosa y recomendable para el paciente en que está indicada.

 

Deja tus comentarios

Comentarios

    • No se han encontrado comentarios