¡¡ATENCIÓN!!:  Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Loading color scheme

Cirugía metabólica o de la diabetes

La cirugía del síndrome metabólico trata al mismo tiempo la diabetes, la hipertensión y la hiperlipemia (colesterol, triglicéridos…).

Consiste en practicar una técnica similar a la que se realiza para la obesidad mórbida en pacientes no necesariamente obesos.

Se realiza preferentemente por vía laparoscópica.

Se consiguen excelentes resultados en la diabetes tipo 2 (buenos resultados alrededor del 85% de los casos), en la hipertensión refractaria (alrededor del 70 %), en la hiperlipemia (sobre el 100 %) y mejoría en otras patologías (vasculopatías, hiperuricemias…).

La explicación parece radicar en los cambios que producimos en la circulación de los alimentos, lo que condiciona alteraciones en la secreción de ciertas hormonas intestinales.

Con respecto a aplicar este tipo de cirugía como tratamiento de la diabetes:

- No existe ningún tratamiento médico que consiga curar la diabetes tipo 2.

- Tras una intervención el paciente “deja de ser diabético” de manera casi inmediata en, aproximadamente, un 85 % de los casos. En el resto presenta mejoría y disminución de las necesidades de tratamiento con antidiabéticos orales y con insulina. Un mínimo porcentaje de pacientes no experimentan cambios.

- La intervención es similar a la realizada para el tratamiento de la obesidad mórbida. Presenta complicaciones hasta en el 10% de los casos y la mortalidad operatoria está alrededor del 1%.

- Los pacientes no desarrollan, detienen la evolución o incluso mejoran las enfermedades concomitantes con la diabetes (renales, oculares, vasculares…).

- El seguimiento a 10 años muestra que, en ocasiones, al paciente vuelve a ser diabético en un pequeño porcentaje, tras unos años libre de la enfermedad.

Para saber más:

Acircal. Cirugía metabólica.